Desobediencia civil

Haiku es mierda

desobediencia civil

Muchas son las maneras que se han propuesto para luchar contra el totalitarismo, una de ellas es la desobediencia civil. Pero, ¿cómo funciona la desobediencia?, ¿es simplemente no hacer lo que el régimen diga? Y, si solo es eso, ¿por qué es tan difícil de aplicar?

Cualquier poder político (democracia, monarquía, dictadura) descansa en encontrar obediencia entre sus miembros. Este comportamiento se da cuando esta obediencia se repite en el tiempo, convirtiéndose en costumbre.

La mayoría de las personas cumple la ley todos los días de forma voluntaria y pacífica, no porque conozca el texto legal y haya estudiado su régimen sancionador, sino por mera costumbre. El edificio del Estado moderno pende enteramente de una gran rutina de observación de las leyes o la observación de su incumplimiento.

Este consentimiento de obedecer al poder político es tácito, se normaliza, se convierte en natural nuestro rol. Por lo cual la sublevación…

Ver la entrada original 793 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s