Can AI improve access to mental health care?

 Possibly, Stanford psychologist says —

“Hey Siri, am I depressed?” When I posed this question to my iPhone, Siri’s reply was “I can’t really say, Jennifer.” But someday, software programs like Siri or Alexa may be able to talk to patients about their mental health symptoms to assist human therapists.

To learn more, I spoke with Adam Miner, PsyD, an instructor and co-director of Stanford’s Virtual Reality-Immersive Technology Clinic, who is working to improve conversational AI to recognize and respond to health issues.

What do you do as an AI psychologist?

“AI psychology isn’t a new specialty yet, but I do see it as a growing interdisciplinary need. I work to improve mental health access and quality through safe and effective artificial intelligence. I use methods from social science and computer science to answer questions about AI and vulnerable groups who may benefit or be harmed.”

How did you become interested in this field?

“During my training as a clinical psychologist, I had patients who waited years to tell anyone about their problems for many different reasons. I believe the role of a clinician isn’t to blame people who don’t come into the hospital. Instead, we should look for opportunities to provide care when people are ready and willing to ask for it, even if that is through machines.

I was reading research from different fields like communication and computer science and I was struck by the idea that people may confide intimate feelings to computers and be impacted by how computers respond. I started testing different digital assistants, like Siri, to see how they responded to sensitive health questions. The potential for good outcomes — as well as bad — quickly came into focus.”

Why is technology needed to assess the mental health of patients?

“We have a mental health crisis and existing barriers to care — like social stigma, cost and treatment access. Technology, specifically AI, has been called on to help. The big hope is that AI-based systems, unlike human clinicians, would never get tired, be available wherever and whenever the patient needs and know more than any human could ever know.

However, we need to avoid inflated expectations. There are real risks around privacy, ineffective care and worsening disparities for vulnerable populations. There’s a lot of excitement, but also a gap in knowledge. We don’t yet fully understand all the complexities of human–AI interactions.

People may not feel judged when they talk to a machine the same way they do when they talk to a human — the conversation may feel more private. But it may in fact be more public because information could be shared in unexpected ways or with unintended parties, such as advertisers or insurance companies.”

What are you hoping to accomplish with AI?

“If successful, AI could help improve access in three key ways. First, it could reach people who aren’t accessing traditional, clinic-based care for financial, geographic or other reasons like social anxiety. Second, it could help create a ‘learning healthcare system’ in which patient data is used to improve evidence-based care and clinician training.

Lastly, I have an ethical duty to practice culturally sensitive care as a licensed clinical psychologist. But a patient might use a word to describe anxiety that I don’t know and I might miss the symptom. AI, if designed well, could recognize cultural idioms of distress or speak multiple languages better than I ever will. But AI isn’t magic. We’ll need to thoughtfully design and train AI to do well with different genders, ethnicities, races and ages to prevent further marginalizing vulnerable groups.

If AI could help with diagnostic assessments, it might allow people to access care who otherwise wouldn’t. This may help avoid downstream health emergencies like suicide.”

How long until AI is used in the clinic?

“I hesitate to give any timeline, as AI can mean so many different things. But a few key challenges need to be addressed before wide deployment, including the privacy issues, the impact of AI-mediated communications on clinician-patient relationships and the inclusion of cultural respect.

The clinician–patient relationship is often overlooked when imagining a future with AI. We know from research that people can feel an emotional connection to health-focused conversational AI. What we don’t know is whether this will strengthen or weaken the patient-clinician relationship, which is central to both patient care and a clinician’s sense of self. If patients lose trust in mental health providers, it will cause real and lasting harm.”

 

 

Anuncios

1984 en 2019

Entre 1947 y 1948, se publicó en 1949, escribió la ficción distópica 1984. ¿Se equivocó Orwell en el mundo que venía o en la fecha en que se haría realidad?. Alfonso Basallo lo tiene claro, Orwell acertó en lo que llegaría en Gran Hermano, quizás no en como actúa, pero sí en su capacidad de control de nuestras vidas. Si parece que se equivocó en la fecha, la novela se podría haber llamado 2019. Las siete razones de Alfonso para pensar que 1984 ha llegado en 2019:

Siete razones por las que ‘1984’ podría ser 2019 y nosotros sin enterarnos

George Orwell (1903-1950) se refería en su famosa distopía a la dictadura comunista. El escritor sabía de lo que hablaba, él mismo era socialista -pero rabiosamente antiestalinista- y escribió la novela recién terminada la II Guerra Mundial, cuando el Telón de Acero soviético cayó sobre media Europa; y Mao teñía China de rojo.

Lo paradójico es que el terrible futuro que describe se puede aplicar casi al pie de la letra al Occidente democrático de principios del siglo XXI. Hay al menos siete inquietantes paralelismos entre la novela y la realidad actual. Siete razones por las que ‘1984’ podria ser 2019.

<i>1984</i> Comes to Broadway—With Excellent Timing

1.- Porque el Ojo se cuela por las pantallas

La sensación de estar permanentemente vigilados, ficción en ‘1984’, es realidad en 2019. En un ensayo reciente,  1984 and Philosophy. Is Resistance Futile?, de Di Nucci y S. Storrie señalan que al Ojo del Big Brother le sustituyeron la televisión y el video, pero eso era nada comparado con los ordenadores y sobre todo con los smartophones, que sirven para “formar” a los ciudadanos y a la vez para vigilarlos. La invasión de la intimidad, la hipnosis audiovisual, el control de las mentes a través de las pantallas… Todo estaba ya profetizado en la novela de Orwell.

Años antes de Neil Postman (Divertirse hasta morir) o Giovanni Sartori (Homo videns), el escritor inglés dejó dicho: «La televisión y el adelanto técnico que hizo posible recibir y transmitir simultáneamente en el mismo aparato, terminó con la vida privada. Todos los ciudadanos (…) podían ser tenidos durante las veinticuatro horas del día bajo la constante observación de la policía y rodeados sin cesar por la propaganda oficial, mientras que se les cortaba toda comunicación con el mundo exterior».

2.- Porque el Big Data puede convertirse en el Big Brother

El Big Data es un arma de doble filo. Maravilloso crisol de información que puede traducirse en progreso tecnológico y prosperidad económica, pero también en invasión de la intimidad y control totalitario. Lo ha advertido el historiador de moda, el gurú isreaelí Yubal Harari, autor de libros como Sapiens: la tecnología puede favorecer la tiranía (como detalla en un artículo publicado en The Atlantic ).

Sobre todo si el Big Data cae en manos de los poderes públicos. En España, por ejemplo, con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), que permitirá a los partidos no sólo mandar propaganda electoral, sino también rastrear datos personales y opiniones  sin el consentimiento del afectado. Los partidos pueden hacerse con una base de datos de ciudadanos, ordenados por la ideología, según sus manifestaciones en internet. Podrán conocer qué pensamos, qué aficiones tenemos… lo más personal.

Todo eso lo prohíbe expresamente la Constitución -nadie puede ser obligado  a declarar sobre su ideología, religión o creencias’… pero ¿a quién le importa la Constitución en la España del golpe secesionista, la negociación con terroristas, o la ley del aborto libre de Zapatero? Lo importante es tenernos controlados a todos, y fichados a todos.

https://i1.wp.com/cdn8.openculture.com/wp-content/uploads/2015/08/10011740/bigbrother1.png

3.- Porque no quieren que sepamos, ni que pensemos

Estremece comparar los planes educativos y los programas escolares de hoy en día -en realidad de las últimas décadas- con el proyecto adoctrinador de ‘1984’. El objetivo es que no sepan, que no desarrollen un pensamiento lógico. Para ello es clave acabar con las Humanidades y con los libros. En esto coincide la novela de Orwell, con otras distopias, singularmente con la persecución de los lectores y los libros en Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, o en la propia Un mundo feliz, de Aldous Huxley, donde Shakespeare y la Biblia están prohibidos.

“La ignorancia es la fuerza” es uno de los lemas del Partido, porque la ignorancia evita la aparición del pensamiento crítico y la rebelión contra el orden establecido. Esa ignorancia se consigue persiguiendo el conocimiento y la reflexión, y sumergiendo al ciudadano en un incensante fluir de imágenes y sonidos en permanente cambio. De suerte que, al final, a nadie le interesa la lectura. Como le ocurre a Julia «no le interesaba leer. Consideraba los libros como una mercancía, algo así como la mermelada o los cordones para los zapatos».

4.- Porque pretenden reescribir el pasado, con la Ley de Memoria Histórica

“El que no conoce la historia; toda la vida será como un niño” escribió Cicerón. Y eso es precisamente lo que pretende el Ministerio de Verdad, de ‘1984’. De lo que se trata es de reescribir el pasado, cambiando los hechos y difundiendo la mentira. Décadas antes de que el PSOE sacara la Ley de Memoria Histórica, en la novela de Orwell puede leerse esto:  «La mutabilidad del pasado es el eje del Ingsoc [el Partido]. Como quiera que el Partido controla por completo todos los documentos y también la mente de todos sus miembros, resulta que el pasado será lo que el Partido quiera que sea»

O esto otro: «Este proceso de continua alteración no se aplicaba sólo a los periódicos, sino a los libros, revistas, folletos, carteles, programas, películas, bandas sonoras, historietas para niños, fotografías…, es decir, a toda clase de documentación o literatura (…). Diariamente y casi minuto por minuto, el pasado era puesto al día». No hay más que añadir Socialista a Partido, y ya no estamos en la novela ‘1984’ sino en la realidad de 2019.

5.- Porque tenemos Neolengua, una forma de renombrar la realidad y controlar al disidente

Se trata de modificar la lengua para controlar el pensamiento. Se trata de pervertir el lenguaje para dominar el mundo. En esto consiste la neolengua orwelliana. Y es lo que, mutatis mutandis, tenemos ahora ¿Qué otra cosa es, por ejemplo, el llamado lenguaje inclusivo de nuestros días, un forma de retorcer la realidad, para no llamar al pan, pan…?

¿Qué son ciertos eufemismos sino pieles de cordero para disfrazar a lobos como “interrupción voluntaria del embarazo” o “maternidad subrogada”? ¿No es una mentira antropológica y un delirio jurídico eso de “matrimonio homosexual”, como si la posesión del B.O.E. diera al gobernante la capacidad de hacer “círculos cuadrados”?

En eso consiste la tiranía, en reescribir la realidad, renombrar el mundo y ponerlo del revés, borrar la más elemental de las distinciones -varón y mujer-. Usar la neolengua para no dejar piedra sobre piedra. Como se dice textualmente en la novela:  “Chaucer, Shakespeare, Milton, Byron… sólo existirán en versiones neolingüísticas, no sólo transformados en algo muy diferente, sino convertidos en lo contrario de lo que eran”.

6.- Porque el Estado está empezando a sustituir a la familia

Un rasgo definitorio de los totalitarismos es sustituir al padre por el Partido o el Estado: ocurrió en el comunismo soviético -Stalin se hacía llamar “padrecito”-; en el nazismo, o en el maoismo. Quien educaba -y en muchos casos reeducaba- era el Estado. Y la familia era la gran sospechosa.

Lo mismo ocurre en las distopias literarias: la maternidad es perseguida en Un mundo feliz, de Huxley, en la que los partos son considerados como una obscenidad. En ‘1984’ se pretende reducir las relaciones sexuales a reproducción mecánica, suprimiendo el afecto o el placer, y prohibiendo el enamoramiento. Es lo que les pasa a los protagonistas, Winston y Julia.

El objetivo es deshumanizar el sexo, minar la relación hombre-mujer, dinamitar la familia y ponerla al servicio del Estado. De hecho, en ‘1984’ es típico que los hijos denuncien a sus padres por traición al Partido.

¿Les suena de algo?, ¿no les llama la atención que padre y madre hayan sido sustituidos por progenitor A y progenitor B?, ¿recuerdan el proyecto de ley LGTB de Podemos que amenazaba con retirar la custodia a los padres que se nieguen a que sus hijos menores sean sometidos a tratamientos hormonales de cambio de sexo?

Robyn Baun, Shanntina Moore and Chris Avery star in '1984' presented by the Kavinoky Theatre. (Photo credit: Gene Witkowski)

7.- Porque la ideología de género pretende redefinir la naturaleza humana

Pero ningún totalitarismo hasta la fecha había llegado al extremo de pretender redefinir la naturaleza y demostrar que los hombres son maleables como arcilla. En eso están las leyes LGTB de la mayor parte de los países de Occidente, a través de una maniobra de intoxicación global, orquestada desde Naciones Unidas y la Unión Europea.

Esas leyes vienen a demostrar que no hay naturaleza, que la realidad es un constructo que se puede desmontar como un rompecabezas y se puede reformar a capricho.

En eso, están siguiendo al pie de la letra el guión de la novela de Orwell. “Te imaginas -dice el personaje de O’Brien- que hay algo a lo que se llama naturaleza humana (…) Pero es que somos nosotros los que creamos la naturaleza humana. Los hombres son infinitamente maleables».

¿Qué piensa usted? ¿Ha llegado 1984 con 35 años de retraso? ¿Ha llegado de una forma más peligrosa porque se nota menos su control de lo que plantaba Orwell en su distopía?

Especialista en inodoros

¿Cómo imaginan ustedes a alguien que come y caga en lugares? ¿Y cómo imaginan ustedes a alguien que come, caga y cuenta su paso por esos lugares? ¿Qué características físicas debería tener? ¿Es más impactante que esta información mierdística provenga de tal o cual género? ¿Quién piensa todavía que las chicas no hablan de cagar? “No se esperaban este secarropas Koh-i-noor, eh. ¡Poderoso el chiquitín!” bromea. Ahora, entretanto, rompiendo con los preconceptos y estereotipos, sumando data, ajustando su oficio y revolviendo el vientre, @comodondecago es una de las nuevas gemas ocultas de las redes.

Caro tiene 23 años y estudia turismo. Es rubia, extremadamente delgada y de una contextura física más bien pequeña. Y, además, con estridencia, asegura ser la primera sommelier de baños del planeta. De los placeres sin pecar, el más dulce es el cagar. “Está muy difundido el tema foodies y a mí me encanta, pero quería vincularlo con algo que me surgió a partir de una experiencia de bar pooping”, lanza. Al fondo a la derecha, el baño siempre resultó un tema tabú en la sociedad y Caro empezó hablando de eso en forma de comedia y, poco a poco, luego de afinar su escritura y pulir su observación, encontró allí su lugar en el mundo.


¿Cuál fue el lugar más insólito donde cagaste?


¿Cuál es el mito de origen de esta catadora de inodoros? Hace un tiempo, durante un Año Nuevo Chino, la joven Caro estaba disfrutando de aquella tarde junto a su novio. Los locales de comida explotaban y la gente se desparramaba por las calles. Ante el llamado de la naturaleza, se metió en el primer baño que encontró. El problema inaugural: allí no había papel. “Y no tenía ni 50 pesos para embarrarle la cara a Sarmiento” escupe entre risas. Así las cosas, como pudo, evacuó y siguió con su vida. De ahí, ya en otro barrio, en Palermo, continuó la jornada pero, de nuevo, tuvo ganas de cagar. Tomó unas servilletas del auto-service y se dirigió al baño de una famosa cafetería. El baño estaba sucio y tampoco tenía papel.

1556045895377-image2

“A las mujeres nos cuesta ir a baños públicos porque muchas veces tenemos que estar como en el Cirque du Soleil”, dice Caro, mientras apura un café negro —sin leche, para no tentar a la suerte— en un bar de Belgrano. La historia siguió su cauce en Puerto Madero, en una tercera parada. El triperío estrujó nuevamente y la opción de emergencia fue un local petitero. “El baño era top y me di cuenta que ahí había algo: la gente se fija en lo superficial, pero nadie habla de lo fundamental. Tenés medio litro en la panza y necesitás descargar en un lugar ameno”.

En su Instagram, @comodondecago hace algo de humor pero mucho más de servicio: con su pluma ágil, reseña los baños de algunos de los locales gastronómicos más concurridos de Buenos Aires. “No tengo ninguna vergüenza de lo que hago. Mi objetivo es concientizar a la gente… ¡no sean hijos de puta cuando van al baño!”, apura. Y más, de fondo, quiere que los lugares cuiden y presten especial atención a sus baños. “Ir a los baños de los lugares gastronómicos es como el turismo aventura, resulta algo adrenalínico: nunca sabés con qué te vas a encontrar”, comenta.


Comimos de la barra de chocolate más larga del mundo


Y sigue: “Muestro lo que encuentro cuando abro la puerta de los baños”. El primero que visitó oficialmente en carácter de sommelier de inodoros es el de The Burger Company, una famosa hamburguesería. “Estaba por el barrio y pinto almorzar y, bueno, ya que estaba, pasé al baño”, recuerda. Entre otras cosas, en ese posteo asegura que aquel es “un espacio confortable. Dos baños de considerables dimensiones, con espacios para equilibrarse de una sentadilla sobre el inodoro. Plus: ganchito para colgar la cartera de la dama que siempre suma puntos”. A la sazón, lejos de generar polémica, la mayoría de lugares la likean y devuelven con buena onda sus visitas. “Nunca tuve canjes ni tampoco busco bardo”, concluye.

VICE: ¿Qué evaluás de cada baño?

Caro: Principalmente la pulcritud, que esté limpio. Tiene que tener papel y mientras más suave sea su textura, mejor. Es importante el jabón líquido. Si tiene seca manos, está muy bien. Me fijo, también, si está tuneado o si sigue con la temática del lugar. Eso suma mucho. Esa ambientación e higiene te llevan a un plus. Tienen que estar a tono con el resto del lugar. Cuando el baño está bueno es como arrancar con una buena panera: ya estás bien predispuesto. Un buen baño refleja la higiene. Si vas a un baño y parece la Tercera Guerra Mundial, yo no comería ahí. Digamos que todo confluye en una experiencia completa.

Control de un WC electrónico


 ¿Y ahora cómo vamos a limpiarnos el culo?


¿Por qué considerás que “ir al baño” sigue siendo un tema tabú?

C: Realmente no sé cuál es el tema problemático con ir al baño. Antes se enteraba todo el mundo porque tenías que tirar la mierda a la calle. Ahora se trata de tapar lo grotesco. La gente no habla de eso siendo que es una de las cosas más naturales que hay. Con las redes sociales estamos mostrando sólo lo que queremos que se vea y prescindimos de mostrar aquello que consideramos como los momentos más íntimos. A mí me divierte eso. Y si alguien quiere criticarme, me cago en ellos. Por el contrario, me gustaría que la gente se cope con esto, que empiecen a naturalizarlo de nuevo. Y que se saquen fotos en los baños. Tal vez este es el nacimiento de una nueva movida.

1556046262146-thumbnail_6954c152-a8a0-4931-af4e-b76698bdd415
Caro en el baño

Judas y el Sumo sacerdote

El presidente del Banco Mundial anunció la entrega de otros $ 500 millones en junio, tras reunión con Lenín Moreno

   El primer mandatario ecuatoriano Lenín Moreno se reunió ayer en Washington con el presidente del Banco Mundial (BM), David R. Malpass, tras lo cual ese organismo comprometió para junio próximo la entrega de otros $ 500 millones, según se indicó en un boletín de la Secretaría de Comunicación.

Estos $ 500 millones se sumarán a otros $ 350 millones aprobados este mes por el Banco Mundial, para “apoyar los esfuerzos del Gobierno de Ecuador en mejorar la equidad, integración y sostenibilidad de los programas de protección social en el país”, se agrega en el comunicado.

En el encuentro de Moreno con Malpass “pasaron revista a la aplicación del programa económico que permitirá avanzar hacia la sostenibilidad fiscal, el fortalecimiento de la dolarización, el impulso del crecimiento y la protección de los logros sociales”, indicó la Secretaría de Comunicación.

El BM ya había comprometido $ 1.700 millones a la aplicación del Plan Prosperidad, entre 2019 y 2021.

Moreno es presidente de Ecuador desde el 24 de mayo de 2017.

Además, Moreno se encuentra disertando, en el marco de la Asociación Internacional de Desarrollo (IDA por sus siglas en inglés), la consecución de financiamiento para los 75 países más pobres del mundo e hizo un llamado a los altos directivos del BM y representantes de la comunidad internacional a la necesidad de aplicar políticas públicas para la cobertura e inclusión de las personas con discapacidad.

*Mañana tendrá un saludo protocolario con los directores de los países miembros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y, luego, una reunión con profesionales ecuatorianos.

*El martes, Moreno participará en la Conferencia sobre Desarrollo Social, Derechos Humanos y Sistema Interamericano en el ‘Inter-American Dialogue’.

*Para el miércoles, el jefe de Estado se reunirá con el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, e intervendrá ante el Consejo Permanente, con lo que concluirá su visita a Washington.

https://i2.wp.com/www.virgenperegrina.org/documentos/imagenes/Anas.jpg

Judas Traiciona a Jesús, Jesús Arrestado

Todavía estaba hablando, cuando se presentó un grupo; el llamado Judas, uno de los Doce, iba el primero, y se acercó a Jesús para darle un beso. Jesús le dijo: «Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del hombre?».

Lagartija

Hierba seca

Camino entre la hierba seca

Una lagartija no se mueve

a pesar de mis pisadas fuertes

La toco y confirmo su muerte

Por su fallecimiento

en su especie no hay caos ni tristeza 

https://i1.wp.com/cuantovive.org/wp-content/uploads/2015/09/Cuanto-vive-una-lagartija.jpg

No hay lágrimas en las horas vacías

Simplemente abandonó su alma

en medio del brillo del sol

cansada del mundo de los vivos

Al fin libre y sin tener que alimentarse

Lagartija colirroja adulta

Alrededor de ella sigue la vida animal

El orden en la naturaleza no se ha alterado

Su cuerpo a la intemperie

no va a contaminar el ambiente

Será un abono en la tierra seca

El cielo resplandeciente sigue azul celeste

Las flores retoman los colores de Mayo

Esta noche soñaré tranquilamente

pidiendo ser una lagartija

fin

Perros judios

Israel prolonga la detención de la adolescente palestina


Según la Policía, la investigación del incidente en Nabi Saleh ha progresado, y Ahed y Nariman Tamimi son sospechosas de estar involucradas en otros incidentes también. Así, Ahed estaría relacionada con dos casos de interferencia con soldados israelíes y un incidente de lanzamiento de piedras.

Según el Ejército israelí, antes del asalto a los soldados que aparecen en el video se produjeron lo que denominaron “disturbios de la paz”, durante los cuales un familiar de 15 años de Tamimi resultó herido por una bala de goma y fue hospitalizado.

  • Ahed y su madre fueron detenidas el 19 de diciembre, tras hacerse viral un video que mostraba cómo la adolescente abofeteaba, empujaba e incluso daba patadas a dos soldados israelíes en Nabi Saleh, cerca de Ramala. Nour Tamimi, quien también apareció en la grabación y fue vista golpeando a un soldado, fue detenida el 20 de diciembre.
  • Para los palestinos, Ahed Tamimi se ha convertido en un símbolo de la lucha legítima contra la ocupación israelí de sus territorios. Saltó a la fama en 2010, cuando siendo una niña se la registró parada frente a un soldado con el puño en alto. En 2016 repitió una imagen similar frente a una mujer militar.

 

Hijos de Macri

  La chica que salía de trabajar y fue detenida

   La chica del video se llama Damiana y es la hermana de una de mis mejores amigas. Volvía del trabajo hacia su casa ( vive muy cerca del congreso) y decidió pasar por la movilización a hacer unas fotos. Se armo una corrida, se tropezó y con esta violencia la detuvieron.

   Un vecino grabó el momento en el que varios gendarmes detuvieron a una chica de 22 años, identificada como Damiana Negrín Ceballos, que volvía de trabajar. En las imágenes se ve cómo uno de los efectivos la manosea antes de subirla al camión de Gendarmería.

Damiana tiene 22 años, pasó la noche detenida y está toda golpeada. Sus abogados piden que la indaguen y la liberen o la liberen y la indaguen más adelante, pero que no la sigan manteniendo privada de su libertad.

Rey de reyes -Tigran el grande

Damiana salía de trabajar, a unas cuadras del Congreso, y quedó en medio de una corrida de Gendarmería. Los efectivos la agarraron mientras ella estaba en el piso, la manosearon y la trasladaron a la fuerza.

Damiana Negrin Barcellos es la joven que ayer salía de su trabajo, a unas cuadras del Congreso, y quedó en medio de una corrida de Gendarmería que perseguía a manifestantes al voleo en medio de la movilización contra la reforma laboral. Damiana corrió para ponerse a resguardo, pero los efectivos la confundieron con una manifestante y la detuvieron de manera violenta. Fue trasladada a los gritos y aún continúa detenida.

Las imágenes quedaron registradas en un video grabado desde un balcón, en un primer piso. Damiana está sentada en el piso y es sostenida por varios efectivos. Uno la hace parar, la cachea y manosea su cuerpo y luego le pone las esposas. El audio…

Ver la entrada original 132 palabras más